¿Todas las parejas gays tienen relaciones abiertas?

5 junio, 2018

¿Todas las parejas gays tienen relaciones abiertas?

Imagen tomada de Flickr

Esto es un mito creado por la heteronormatividad.

El mundo tiene en su criterio que las relaciones homosexuales tienden a ser abiertas, promiscuas y de paso que todos los gays llevamos algún tipo de enfermedad, la cual representa un peligro para los demás.

Con esas mentiras –engendradas en la mayoría de las veces por la gente religiosa y ultra derechista- aún vive gran parte de la población sometida a creencias erróneas sobre las relaciones entre personas del mismo sexo. Ideas como ellas los hacen pensar que, a diferencia de ellos, las relaciones homosexuales son un tipo de “prostíbulo público”, donde sale el uno y entra el otro.

Pero dejemos en manos de varios estudios que definan la pregunta realizada en el título de esta nota. Con base a distintas fuentes, se puede asegurar que las relaciones homosexuales en un porcentaje bastante alto son idénticas de las heterosexuales, donde gran parte de las cosas que se hacen en una son un calco de la otra.

¿En qué difieren una de la otra?

Estudios recientes demuestran que las parejas homosexuales, al contrario de lo que se creía, son menos conflictivas que las heterosexuales.

 Anteriormente las investigaciones se enfocaban en la persona homosexual y no en la pareja homosexual, algo que es totalmente diferente. Por eso, cuando los estudios se enfocaron en las relaciones dieron con afirmaciones que a muchos heterosexuales los dejaron “con la boca abierta”.

Las parejas homosexuales son más amables que las heterosexuales cuando las peleas surgen en la relación. Según los investigadores de la Universidad de Washington y la Universidad de California hombres gays y mujeres lesbianas son más tolerantes con su compañero(a) cuando hay discusiones, incluso no se toman tan en serio estos altercados.

Entrando al tema de la promiscuidad se puede asegurar lo siguiente: según Daniel Friend, miembro del Instituto de Investigación de Relaciones de Pareja, “no existen estudios que justifiquen científicamente que estas parejas sean más promiscuas que las heterosexuales”.

Incluso un estudio realizado en 2010 por el Centro de Investigación de Género y Sexualidad de la Universidad del Estado de San Francisco evidenció que el 47 por ciento de 566 parejas gays estudiadas no eran monógamas. Sin embargo, este comportamiento no implica a que no se presente en igual o mayor proporción entre los heterosexuales.

Para nuestro beneficio tenemos que aparte de ser más tolerante, no ser tan promiscuos como los heterosexuales, y otro apunte que se podrá leer debajo de este párrafo, es que las parejas homosexuales son más maduras que las heterosexuales. Esto lo podemos decir con base al estudio de la Universidad de Washington y la Universidad de California: “existen menos barreras entre las del mismo sexo, mientras que entre los heterosexuales la jerarquía derivada del machismo incide en sus disputas”.

Otro de los puntos estudiados hasta el momento es que las relaciones entre personas del mismo sexo, cuando se dice que hay amor verdadero, tienden a durar mucho más que las heterosexuales.