Hay varios tipos de heterosexuales que disfrutan del sexo gay

10 mayo, 2018

Según un experto, hay varios tipos de heterosexuales que disfrutan del sexo gay

Imagen tomada de Erratic

El arcoíris de las sexualidades es algo realmente sorprendente. A medida que comenzamos un viaje para definirnos en lo sexual, aparecen realidades que pueden sorprendernos.

Prueba de esto es un nuevo estudio revelado, que sostiene que incluso la orientación sexual más común, la heterosexualidad, es más complicada de lo que pensamos.

Según los expertos, existen millones de personas que tienen experiencias sexuales con parejas del mismo sexo, pero aún así se consideran heterosexuales. Y estos grupos se pueden dividir en varias categorías, según un estudio realizado por el investigador del Instituto Kinsey , el doctor Justin Lehmiller.

En el estudio, realizado en los EE.UU., se pidió a un total de 14,630 estudiantes que detallaran su última experiencia sexual que habían tenido. Y el 5 por ciento de esas 695 conexiones, involucró a una pareja del mismo sexo.

Los resultados

De los que informaron tener una experiencia sexual con alguien de su mismo sexo, el 12 por ciento de los hombres y el 25 por ciento de las mujeres se identificaron como heterosexuales. En esta primera categoría, se encuentran aquellos más afines a ser definidos como bisexuales.

La segunda categoría se llama “borracho y curioso”. Los participantes del estudio que se identificaron en esta categoría, dijeron que el sexo gay estaba ligado al alcohol y a la curiosidad por probar algo nuevo.

El tercer grupo de heteros que optan por relaciones gais, lo hacen por buscar algo de diversión, pero negando cualquier lazo afectivo o emocional con sus parejas del mismo sexo. Para ellos la diversión, no implica socializar con el otro o mantener apegos.

Luego están los heterosexuales que lo hacen por ‘espectáculo y atención’; es decir, tienen una relación con alguien del mismo sexo, siguiendo una moda o tendencia social. En esta categoría, encajan muchos adolescentes.

Finalmente están aquellos heterosexuales que, obedeciendo a sus creencias religiosas, rechazan toda conducta gay, pero en secreto tienen fantasías que implican relaciones sexuales con alguien del mismo sexo. Este tipo de heterosexuales suele ser adicto al porno por Internet.

Visto lo anterior, queda claro que la sexualidad humana es un laberinto tan complejo, que deberíamos parar de ponernos tantas etiquetas y aceptar que cada quien es libre de explorar la opción sexual que más se adapte a sus deseos.