¿Qué hacer si tu novio siempre quiere ser pasivo?

1 junio, 2018

Qué hacer si tu novio siempre quiere ser pasivo

Imagen tomada de ChaosMen.com

¿Él solo quiere abajo?

¿Estás en una relación con un hombre que solo disfruta el rol de pasivo a la hora del sexo? Cuando los dos empezaron a salir, ¿se identificó como versátil y ahora no da asomos de ser activo?

Si respondes sí a estas preguntas, no estas solo. Este artículo está diseñado para hombres que en algún momento experimentaron versatilidad y ya no lo hacen.

En menor o mayor grado, todos nosotros tenemos preferencias en la cama. No hay duda de eso. Pero si tu hombre insiste en ser pasivo sin hacer ningún esfuerzo por cambiar las cosas, eso puede ocasionar problemas. Este punto es particularmente cierto si te sientes descuidado, usado o resentido.

Seamos sinceros. No es divertido tener una pareja que sólo disfruta un rol, pues eso puede conducir a:

  •  Aburrimiento sexual
  •  Ira y frustración
  •  Suposiciones irracionales
  •  Problemas con la imagen corporal
  •  “Salir” para satisfacer las necesidades

¿Entonces qué se puede hacer para cambiar la dinámica?

Para alcanzar la respuesta al interrogante, es necesario revisar algunos elementos de la relación.

1. Lo que falta

Por lo general, cuando un hombre se vuelve sexualmente rígido, encerrado en un tipo de actividad, puede ser un signo de que falta algo. La pregunta es qué. Antes de pasar a cualquiera de los pasos que se mencionan a continuación, es fundamental obtener la respuesta a esa pregunta. En muchos casos, el elemento que falta es intimidad.

Pregúntate:

  • ¿Cuándo fue la última vez que tú y tu chico se abrazaron?
  • ¿Cuánto tiempo ha pasado desde que ustedes dos compartieron un beso apasionado?
  • ¿Cuánto tiempo ha pasado desde que felicitaste a tu compañero o viceversa?

En el contexto de las relaciones románticas, la penetración anal es una de las cosas más íntimas que podemos hacer con nuestras parejas. Pero si el tiempo sexy se ha vuelto monótono, considéralo una señal de advertencia de que algo necesita cambiar.

2. ¿Cuál es el autoconcepto de tu hombre?

Te estarás preguntando por qué es necesario evaluar el estado de ánimo de tu pareja cuando las cosas parecen tan unilaterales. Después de todo, se trata de sus necesidades no satisfechas, ¿verdad?

Perdón por decírtelo, pero eso está completamente mal. Se trata de ambos.

Parte de esto implica explorar lo que está pasando con tu chico, en el fondo. En muchas situaciones, un hombre que normalmente es versátil se vuelve predominantemente pasivo porque no se siente seguro.

Esta realidad puede no tener nada que ver contigo, pero no lo sabrás hasta que te acerques a tu hombre con un corazón abierto para ver qué sucede.

Aquí hay algunas preguntas más que te ayudarán a abordar el tema.

  • ¿Qué está pasando con el estado de ánimo de tu hombre? ¿Se ha sentido deprimido? Si es así, esto puede estar afectando su capacidad para mantener una erección.
  • ¿Qué está pasando con tu chico médicamente? ¿Está tomando medicamentos nuevos o disminuyendo los viejos? De cualquier manera, podría estar causándole problemas con su líbido.
  • ¿Cuál es el nivel de autoestima de tu hombre? ¿Ha estado en el baño? Si es así, es posible que no sienta confianza en este momento.

Si él te ama, puedes estar seguro de que está al tanto del problema. Puede ser que tuviera miedo de hablar de eso, por temor a ser juzgado; tiene sentido ¿no?.

3. ¿Qué está pasando contigo?

Es fácil mirar a nuestro compañero y asumir que es egoísta. Pero hacerlo es caer víctima del pensamiento supuesto. Y eso solo empeorará las cosas. En lugar de eso, permite la posibilidad de que parte del problema recaiga en ti. Sí, en ti.

Aquí hay algunas cosas para reflexionar:

  • ¿Qué comportamiento has exhibido cuando intentas ser pasivo con él?
  • ¿Es posible que haya algo que estés haciendo que lo esté desconectando?
  • ¿Ha habido accidentes que hayan causado vergüenza?

Por favor, no creas que esta área está diseñada para arrojarte la culpa. Simplemente es una guía para abrir la puerta a diferentes posibilidades.

Puede ser cuando hablas con tu chico que él revela algo que no sabías. Te animo a que escuches sus palabras y evites la tentación de arremeter.

Por mucho que a todos nos gustaría pensar que somos “profesionales” en el dormitorio, la verdad es que la mayoría de nosotros tenemos espacio para crecer. No dejes que la hipermasculinidad estropee las cosas.

4. ¿Qué patrones existen?

En este punto, es fundamental evaluar el patrón actual de comportamientos que suceden en su relación. En otras palabras, ¿están ustedes dos participando en actividades rituales?

Si la respuesta es sí, ¿qué podría ser diferente?

Por ejemplo, ¿los dos siempre hacen el amor en el mismo lugar (es decir, el dormitorio)? Cuando se trata de penetración, ¿siempre son las mismas posiciones (misionero, trasero, etc.)?

Romper el patrón permite la oportunidad de crecimiento. Esto requerirá que tanto usted como su hombre salten de su zona de confort para crear un cambio.Imagina cómo sería eso?

5. ¿Cuál es el plan?

Después de completar los pasos anteriores, ahora es el momento de poner las palabras en acción. En otras palabras, ¿cuál es el plan?

Supongamos que ustedes dos han hablado y ambos acuerdan cambiar las cosas. ¿Qué será diferente?

Aquí hay algunos puntos a considerar:

  • Mover el sitio para tener relaciones del dormitorio a la sala de estar.
  • Probar varias posiciones contigo en la parte inferior y otras veces en la parte superior.
  • Lanzar una moneda y permitiendo que el karma dicte quién será activo o pasivo.

En resumen, si estás en una relación con un hombre donde la versatilidad parece haber saltado por la ventana, no te desanimes demasiado. Los flujos suceden y las ganas van y vienen. Pero si las cosas se han vuelto rígidas y tu chico solo quiere ser pasivo, considéralo una oportunidad de crecimiento.

Aprende todo lo que puedas sobre lo que está pasando. Tú amas a tu hombre y él te ama a ti. Les corresponde a ambos resolverlo.