Gobierno de Bermudas apeló a la igualdad matrimonial (nuevamente)

9 julio, 2018

Gobierno de Bermudas apeló a la igualdad matrimonial (nuevamente)

Imagen tomada de OutBermudas

Cuando se trata de la igualdad matrimonial en las Bermudas, la ley tiende a jugar de un lado y el otro.

El Ministerio de Apelaciones confirmó el inició de un proceso en contra de la decisión del 6 de junio que volvió nuevamente legal a la igualdad matrimonial en todo el territorio de ultramar, la cual fue anulada en febrero de este mismo, al entrar en vigor en 2017.

“Hemos presentado una apelación en este asunto. Esperamos con interés que el Tribunal de Apelación escuche nuestra proclama”, dijo el ministro de Interior, Walton Brown.

Mientras tanto, OutBermuda, la organización LGBT más grande de Bermuda, comentó que combatiría la apelación.

“Tenemos fe no solo en la justicia, sino en nuestros números, incluidos nuestros respetados líderes religiosos”, dijo Adrian Hartnett-Beasley, director de OUTBermuda.

Adrian comenta que han logrado un progreso sobresaliente con sus defensores y líderes aliados, además de muchas empresas y empleadores alentadores de la diversidad ​​en Bermudas.

Uno de los defensores de la causa LGBT también agregó que no se detendrá hasta que el matrimonio entre personas del mismo sexo sea legalizado permanentemente en el país.

La nación isleña ha tenido un momento difícil cuando se trata de la legalización del matrimonio entre personas del mismo sexo. El año pasado, el Tribunal Supremo de Bermudas legalizó la igualdad matrimonial después de un largo proceso.

El juez Charles-Etta Simmons dictaminó que “las parejas del mismo sexo tienen derecho a casarse según la Ley de matrimonio”.

Seis meses después, los legisladores en el parlamento de Bermudas decidieron que querían revocar el matrimonio entre personas del mismo sexo, a cambio entraría en vigor las “uniones domésticas”. Aunque estas asociaciones tendrían los mismos derechos a los matrimonios, no serían matrimonios como tal.

Luego, el mes pasado, el Tribunal Supremo votó en contra de la Ley de Sociedad Doméstica alegando que era inconstitucional. Con esta apelación el futuro de la igualdad matrimonial en la isla se encuentran el limbo.