Corpulento policía gay de Nueva York y su ejemplo para los LGBT

9 junio, 2018

Corpulento policía gay de Nueva York y su ejemplo para la comunidad LGBT

Para el Mes del Orgullo, la cadena estadounidense NBC realizó un reportaje presentando a 30 personas LGBT en una serie llamada #Pride30 que están generando conciencia positiva hacia y para nuestra comunidad.

Uno de los entrevistados para el reportaje fue el teniente James Tracy del Departamento de Policía de Englewood Cliffs en Nueva Jersey. Tracy fue contratado por el condado de Englewood Cliffs en 2002. Fue ascendido a sargento en 2012 y teniente en 2015. Además de su trabajo como oficial de policía, Tracy también trabaja como paramédico en el Centro Médico de la Universidad de Hackensack. Entonces, básicamente, él es un súper héroe. Tracy se casó con su novio hace algunos meses, luego de 16 años de relación. De acuerdo con un perfil de Facebook, la pareja pasa tiempo haciendo ejercicio, jugando con su cachorra Bella y disfrutando de la playa.

El Oficial Tracy ha jugado un papel decisivo para llevar la inclusión LGBT a los departamentos de policía de todo el Condado de Bergen en Garden State. Tracy, de 40 años, ayudó a iniciar el primer programa de entrenamiento de prejuicios LGBT de la Academia de Policía del Condado de Bergen en 2016. Ahora, el nativo de Nueva Jersey está trabajando para expandir este programa en todo el estado. En junio pasado, durante el mes del Orgullo LGBT, Tracy comenzó una iniciativa donde todos los oficiales de su departamento usaban “brazaletes de orgullo del arco iris”. El programa pretendía mostrar a la comunidad LGBT que sus policías están dedicados a la inclusión y apoyan los derechos de todos. El programa también inició un diálogo entre los oficiales y numerosos residentes que hicieron preguntas sobre los brazaletes y cómo podrían obtener uno para ellos. Además de la igualdad LGBT, Tracy también se ha dedicado a comprometerse con los jóvenes y a capacitar a la próxima generación de agentes del orden público.

Y como si todo lo anterior fuera poco, Tracy también es cofundador y líder de la Junior Police Academy, que se celebra anualmente en Englewood Cliffs. Es un programa de verano de una semana que entrena a los jóvenes que quieran seguir una carrera en la aplicación de la ley. El programa ahora está en su año número 14.

El veterano de la policía de 40 años comparte que estuvo “en el closet” durante los primeros 10 años de su carrera como oficial de policía. Reconociendo que trabajó con grandes profesionales en el departamento de policía, todavía tenía miedo de decirles a sus compañeros de trabajo la verdad sobre su orientación sexual por temor a que no lo aceptaran. Eventualmente, el peso de su verdad personal se volvió demasiado para llevar y lentamente comenzó a compartir con sus compañeros de trabajo.

“El alivio que experimenté después de salir no se puede describir con palabras; fue como quitarme un enorme peso de los hombros”, dice Tracy.

Continúa:

“Después de experimentar eso, quise ayudar a otros oficiales homosexuales que pudieran estar lidiando con las mismas dificultades. Diez años de ocultar quién soy era demasiado tiempo; la vida es demasiado corta para esconder algo sobre ti”.

Debido a su experiencia personal, Tracy ayudó a iniciar el primer programa de entrenamiento de prejuicios LGBT de la Academia de Policía del Condado de Bergen en 2016. Y ahora el nativo de Nueva Jersey se está moviendo para compartir ese programa en toda Nueva Jersey.

Según sus propias palabras, la población LGBT es el único grupo demográfico que atraviesa cada raza, etnia y religión.

“Esencialmente, somos una minoría dentro de una minoría, y si las agencias no ofrecen capacitación de prejuicios sobre cuestiones LGBT, están perdiendo un gran segmento minoritario”.

Si te interesa seguir la serie #Pride30 de NBC Out, puedes buscarla en internet y conocer también las historias de la legisladora trans Virginia Danica Roem, el productor de Hollywood Greg Berlanti, y un gran grupo de gente LGBT impresionante e inspiradora que todos deberíamos conocer.