Sexualidad

¿Gustas de disfrazarte con trajes de animales para tener sexo con tu pareja?

Grrrr.

Aunque las fantasías sexuales son buenas para la pareja, existen algunas que los especialistas clasifican como inusuales y que son denominadas bajo el nombre de parafilias.

Actualmente, una de las más practicadas es aquella que implica vestirse de disfraces de animales para tener sexo.

La parafilia conocida como “furry” es aquella donde las personas se visten con trajes de animales y asumen la personalidad del mismo para poder mantener prácticas sexuales con su pareja.

Fantasía por el peluche

Aunque las investigaciones sobre esta práctica son muy escasas, un estudio publicado en el Journal Society and Animals de la psicóloga social Kathy Gerbasi, realizado durante la convención de furrys anual más grande del mundo, brinda algunos de los datos más interesantes.

1 Los hombres son más propensos a ser furryes que las mujeres.

2 Las personas con esta parafilia recuerdan haber gustado más de los dibujos animados que otros niños.

3 Les gusta más la ciencia ficción que a otras personas.

4 Entre los disfraces más comunes que utilizan están los de lobo, zorro, tigre, y las combinaciones de gato y conejo.

Una de las cuestiones más interesantes es que la elección del disfraz tiene que ver totalmente con la personalidad. Eligen al animal con el que más se identifican, porque el traje se convierte en un fetiche sexual por sí mismo y quien lo porta se comporta completamente como lo que representa.

El furry es una de las parafilias menos peligrosas que una persona pueda desarrollar, siempre y cuando su pareja esté de acuerdo en practicarla. De esa forma ambos logran conseguir el placer sexual al dejar salir su “instinto animal” y complacerse en todas sus fantasías.

¿Cuándo hay problemas?

De acuerdo con Miquel Casas, sicólogo especialista en sexología del Institut Barcelona de Sexología, todos en algún momento podemos experimentar una fantasía o deseo de tipo paralífico, pero en un repertorio más amplio, esto no representa ningún problema.

“Una persona con parafilia muestra una verdadera obsesión por una fantasía determinada, por lo que es fácil que se enfrente a problemas con la ley, familiares o sociales por dicha conducta sexual”, afirma.

inicio

Por ello si las fantasías de tu pareja implican vestirse de disfraces de animales, pero es algo que te incomoda o les genera problemas, lo mejor es que acudan ante un especialista que los ayude. / Créditos e imágenes de Salud 180

giphy (9)

¿Quieres conocer hombres? ¡Ingresa aquí!

Categorías:Sexualidad

Tagged as: , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s