En Panamá el colectivo lgbt pierde fallo sobre matrimonio igualitario

30 octubre, 2017

En Panamá el colectivo lgbt pierde fallo sobre matrimonio igualitario

La lucha debe continuar, a pesar de este golpe.

La Corte Suprema declara constitucionales artículos del Código de la Familia que señala que el matrimonio está compuesto por un hombre y una mujer.

Un fallo que contiene 200 páginas pretende resolver la demanda de inconstitucionalidad interpuesta contra el artículo 26 y 34 del Código de la Familia, que versa sobre el matrimonio entre hombre y mujer.

El recurso busca declarar ilegal, por inconstitucional, el artículo que impide que parejas del mismo sexo puedan contraer matrimonio.

Al respecto, el ponente del proyecto, determinó que los artículos en cuestión no son inconstitucionales, pero deja abierta la puerta a los diputados de la Asamblea Nacional para que sean ellos quienes legislen sobre las uniones civiles entre personas del mismo sexo.

Se señala en el proyecto de fallo que es el Órgano Legislativo el facultado para legislar de acuerdo a la Constitución Política de la República de Panamá.

También se establece que será mediante ley que se debe llevar a cabo el reconocimiento de la igualdad como garantía mínima evitando la discriminación, logrando reconocimiento social y que los derechos sean regulados mediante ley aprobada por la Asamblea Nacional.

“La igualdad debe ser salvaguardada constitucionalmente a través de una ley. Compete a la Asamblea, expedir las leyes necesarias para el cumplimiento de los fines y el ejercicio de las funciones del Estado declaradas en esta Constitución”, se lee en la parte resolutiva del proyecto de fallo.

Ahora, el resto de los magistrados deberán leer el extenso documento y emitir su opinión. Si la mayoría opina distinto, removerá el proyecto y realizará una nueva propuesta de fallo.

De acuerdo con dos demandas interpuestas por el bufete de abogados Morgan & Morgan, en nombre de dos parejas del mismo sexo, el impedir a dos personas del mismo sexo contraer matrimonio resulta un hecho discriminatorio y atenta contra los compromisos internacionales suscritos por el país, como la Convención Americana de los derechos humanos.

Las parejas homosexuales, señala la demanda, no pueden cambiar su estado civil y, por tanto, no generan relaciones de familia o parentesco; no poseen derechos ni deberes; no pueden construir un régimen patrimonial para administrar sus bienes.

La Corte Interamericana de Derechos Humanos, que sesionó hoy en la ciudad de Panamá, emitió concepto favorable sobre el reconocimiento de parejas del mismo sexo. / Créditos: La Estrella de Panamá – Imagen de Distintas Latitudes