Adolescentes que atacaron a chico gay, se declararon culpables

16 mayo, 2018

Adolescentes que atacaron a chico gay, se declararon culpables

Imagen tomada de Gay Star News

Los dos atacantes que estrangularon y obligaron a un joven estudiante gay a disculparse por su homosexualidad en Reino Unido, se han declarado culpables.

Will Mayrick, que estudia fotografía digital en la Universidad de Ravensbourne en Londres, fue atacado en octubre del año pasado cuando salia del club gay, “Sink the Pink”.

El viernes ante un juzgado en Londres, los atacantes de dieciséis y diecisiete años se declararon culpables de asalto. Ambos están sujetos a una condena de 12 meses que deberan cumplir realizando trabajo comunitario por ser menores de edad.

Al tribunal se le dijo que los atacantes usaban insultos como “maricones” y “maricas” para burlarse de Will y sus amigos.

El ataque

La noche que ocurrió el ataque, Will salió disfrazado de unicornio pasado para pasar una noche de halloween divertida con sus amigos. Pero de camino al club, Will fue estrangulado y obligado a disculparse por ser gay. Hoy, sus atacantes se declararon culpables del ataque, y Will se siente reivindicado:

“Espero que el veredicto de hoy sea un ejemplo para homofóbicos en todas partes. Espero que despierte la conciencia de que se necesita hacer más para combatir la homofobia. Todavía es un problema enorme en nuestras calles”.

La pareja de atacantes se disculpó en el tribunal y tendrán que pagar una compensación monetaria a Will, quien desde ya anunció a la prensa que, cualquier dinero que reciba, lo donará a una organización benéfica de apoyo LGBT.

Hablando sobre el ataque, Will dijo que fue algo muy cruel:

“Mis amigos y yo estabamos en la estación del metro, disfrazados y listos para ir a una fiesta. Yo me puse un abrigo porque hacía frío, así que mi disfraz no se veía, pero cuando llegamos a la estación de North Greenwich, donde nos íbamos a bajar, estos chicos homofóbicos llegaron hasta nosotros y comenzaron a insultarnos. Nos llamaban ‘maricones’. Yo traté de no hacerles caso, pero uno de ellos me agarró del cuello y me hizo una llave. Él trataba de quitarme el abrigo para humillarme por mi disfraz de unicornio, mientras me decía que pidiera perdón en voz alta por ser gay”

Durante el juicio, Will agregó más detalles:

“El chico que me agarró amenazaba con sacar un cuchillo de su abrigo si no me disculpaba en voz alta. En ese momento, yo pensaba que no tenía por qué pedir perdón por ser como soy… Pero cuando vi que el ataque podía poner en riesgo mi vida y la de mis amigos, tuve que ceder y hacer lo que me pedía… Eso fue muy doloroso para mí”.
Inspirado por el ataque, Will ha intensificado su trabajo en la universidad dirigiendo la sociedad LGBT y dictando charlas acerca de la inclusión y el respeto a la diferencia.

Will cree que, si los jóvenes que lo atacaron hubieran recibido educación inclusiva sobre temas LGBT, el ataque por prejuicio simplemente no habría ocurrido.